Abr
30
2014

Productos milagro: las pastillas de magnesio y colágeno

Los productos milagros, como cualquier otro mundo, funciona a base de modas. En la actualidad, uno de los que más se escucha entre los corros de gentes son las pastillas de magnesio y colágeno. Muchos empiezan a consumir este tipo de pastillas porque se los ha recomendado algún familiar o conocido, argumentado que les ha ido muy bien para sus dolores en las articulaciones, típicas dolencias cuando se llega a cierta edad.

A mi madre, como a cualquier otra persona, también se lo han recomendado algún que otro conocido. Pero la diferencia entre ella y muchas otras personas, es que tiene cerca a quien preguntarle para conocer su parecer. Esas personas somos sus hijos: mi hermana (enfermera) y yo (biólogo). De ahí que me haya surgido la inquietud de escribir este artículo, debido a que much@s otr@s no tendrán esa suerte.

Empecemos por las virtudes que se le adjudican a estas pastillas. Como ya he dicho, parecen estar indicadas para dolencias típicas de la edad, como son los dolores articulares, causados sobre todo por artritis y/o artrosis. En muchos sitios se publicita que el magnesio ayuda en la absorción del colágeno, verdadera panacea de estas pastillas. Y he aquí mi sorpresa. Voy a intentar explicar por qué.

Como ya he dicho, soy biólogo, por lo que voy a empezar con una pequeña descripción biológica del colágeno. Sin entrar en detalles para no convertir esto en una lectura tediosa, os diré que el colágeno es la proteína más abundante en la mayoría de los vertebrados, entre los que nos encontramos nosotros, los humanos. El colágeno forma la matriz (una red) de los huesos, sobre la que se depositan los diferentes minerales que los constituyen. El colágeno también forma parte de los tendones y es un constituyente importante en la piel. También se encuentra en menor medida en otros tejidos y órganos.

En esta pequeña explicación podemos encontrar el primer error del producto milagro. Como ya he dicho, este producto se publicita indicando que el magnesio ayuda a la absorción del colágeno, cuando es en realidad al revés. Es el colágeno el que facilita que el magnesio se deposite en los huesos. Para el que no lo sepa, el magnesio es uno los minerales que forman los huesos junto con el calcio.

Algunos podrán argumentar que quizás, con lo de “absorción” se refiera a que facilita la absorción del colágeno durante la digestión. Pero aquí radica el segundo error; el colágeno es una proteína, y como cualquier otra proteína sigue el mismo proceso de digestión que el resto.

Volvamos a un poco de biología. Las proteínas están formadas por largas cadenas de aminoácidos (unos productos químicos que se encuentran en todos los seres vivos), de hecho son sus constituyentes principales. Como cualquier otro producto proteico (las proteínas solemos tomarlas sobre todo en huevos, leche, marisco y carnes), al llegar al estómago, sufre el proceso de la digestión. En este caso, lo que ocurre es que estas largas cadenas de aminoácidos se rompen, dejando a los aminoácidos sueltos para que sean absorbidos por nuestro sistema digestivo. Una vez dentro de las células de nuestro organismo, estos aminoácidos se utilizarán para formar nuevas proteínas que no tienen porqué ser colágeno, sino que sirven para formar cualquier proteína que nuestro cuerpo necesite.

Entonces, ¿cómo consiguen estas pastillas paliar esos dolores articulares de los que se quejan todos? Pues no tengo respuesta para eso, por lo que voy a entrar en el mundo de las conjeturas: mucho me temo que sólo sea un simple efecto placebo. Es más, estoy seguro que no producen efecto alguno por una sencilla razón que paso a explicar. El colágeno en realidad es el nombre que se le da a un grupo de proteínas, no a una sola. Dependiendo del tejido del que estemos hablando (huesos, cartílago o piel), el colágeno que hay en él es diferente, incluso a veces es una mezcla de varios colágenos diferentes. Por lo tanto, ¿qué colágeno es el que podemos encontrar en estas pastillas y para qué tejido está indicado? Pues lamentablemente no puedo contestar a esa pregunta porque nadie facilita su respuesta. No obstante, repito que daría igual el tipo de colágeno, ya que como son proteínas, serían digeridas tal y como he explicado.

Otro producto que va de la mano, en algunas ocasiones, de éstas, es la aleta de tiburón. Muchos también dicen que si no tomas estas pastillas, al menos debería tomarse este producto. Los tiburones son peces cartilaginosos, lo que quiere decir que su esqueleto completo no está formado por huesos, sino por cartílagos. Como ya habréis deducido, el componente principal del cartílago es el colágeno. Pero aunque se ingiriese de forma habitual, tendríamos el mismo problema. Durante la digestión se descompondría en los aminoácidos que lo constituyen, obteniéndose resultado idéntico a las pastillas.

Esta pequeña argumentación entre las pastillas y las aletas de tiburón me hace pensar, y vuelvo a entrar en el mundo de las conjeturas, que quizás las pastillas estén hechas a base de aleta de tiburón deshidratada o algo por el estilo. Pero como no lo sé, no lo puedo confirmar.

Para finalizar, sólo deciros que, lamentablemente, no puedo daros una solución a esos problemas iniciales que comento al principio. Estos achaques son inevitables con el paso de los años. Pero no por eso no debemos intentar evitarlos y/o minimizarlos. La afirmación típica de dieta sana y algo de deporte es lo único que os puedo ofrecer, pero no por eso no es efectiva. Esos dos pequeños hábitos saludables, unidos a dejar de lado ciertos vicios, os harán sentir mejor, no sólo con los dolores articulares, sino con muchos aspectos de vuestra salud. Pero hay que tener claro, que no es cuestión de dos o tres días. Como todo en esta vida, construir cuesta mucho y se consigue a base de hábito y constancia; pero destruir es muy sencillo, y en cuanto os descuidéis surgirán los problemas.

Por favor, no hagáis caso de los productos y panaceas que aseguran resultados en cortos periodos de tiempo; y ante la mínima duda, consultar con vuestros especialistas, ya sean profesionales o conocidos.

Sobre el Autor: Alberto Talaya Peñalver

Escribe un comentario

*

Categorías

Suscríbete a nuestra web

Introduce tu correo y recibirás nuestras noticias al instante de ser publicadas.

El Tiempo

temperatura Alpuente