Abr
14
2014

PASEO POR EL HUERTO EN PRIMAVERA

 

De repente, una mañana de abril, al abrir una ventana aparece ella: la primavera. Es una señorita fresca y húmeda de labios de fresa y cabellos apretados de almendros en flor. Pronto se desabrocha la blusa y libera jilgueros, gorriones, vencejos … y ríe y ríe, mientras los grillos dudan en salir

 El mes de abril es muy importante para el huerto, hay muchísimas tareas que hacer porque es necesario plantar y sembrar. Ya lo dice un refrán: “Si vols menjar pèsols pel segar, al mes d’abril els has de plantar”

 Es ahora cuando disfrutamos de verduras tiernas, como la acelga, la cebolla dulce, los ajos tiernos y las primeras ensaladas.

 Los ajos también están atentos y quieren ver la cara de quien los ha plantado. Esto se dice para recordar que se han de plantar poco profundos, con una parte, siempre, fuera de la tierra.

Ya podemos sembrar zanahorias, si puede ser en Luna Vieja. Y comenzar a preparar los planteros de tomates, si es que no se quieren comprar.

Tenemos unas tomateras tempranas cubiertas por un envase de plástico a modo de invernadero individual.

Los limones y las naranjas no pueden faltar en nuestra dieta por su contenido en vitamina C. Son aliados contra gripes y constipados.

 Las acelgas eran muy apreciadas por los antiguos. Aportan una gran cantidad de fibra y sales minerales (potasio, calcio y magnesio) Favorece la actividad cardíaca y muscular.

  Sembramos las habas y los guisantes en invierno porque aguantan bien el clima frío.

 El ajo tierno es la planta joven del ajo. Ahora está en su máximo esplendor. Es depurativo, diurético, antiséptico y antibacteriano.

 Venid, entrad, mirad, tomad y comed todos, si queréis, que éstos son los frutos de nuestra tierra … si es que hay tierras de alguien.

Sobre el Autor: Elvira Galindo

Escribe un comentario

*

Categorías

Suscríbete a nuestra web

Introduce tu correo y recibirás nuestras noticias al instante de ser publicadas.

El Tiempo

temperatura Alpuente