Abr
7
2013

Crónica desde San Francisco

San Francisco es una ciudad mítica que sin duda ocupa un lugar relevante en la historia de América. Hasta mediados del siglo XIX, 1848, San Francisco era un pueblín de apenas 800 habitantes, bastante menos que la población registrada hoy en Alpuente, situada en la costa oeste de Estados Unidos y sin apenas contacto con el resto del mundo civilizado de la época. Todo cambió ese año cuando un periódico local publica que se ha encontrado oro en las montañas de la Sierra. En 1850, apenas dos años más tarde,  San Francisco contaba con una población de alrededor de 100.000 habitantes. La ciudad se vio invadida por miles de personas de diferente raza y cultura cuyo solo objetivo consistía en prosperar y hacerse rico. Unos de manera honrada, con su trabajo y otros de manera abreviada con el fruto del trabajo ajeno.

Este breve preámbulo sirva de introducción para situaros donde ahora me encuentro: San Francisco. Como muchos de vosotros sabeis me encuentro aquí por motivos familiares: el nacimiento de mi primer nieto Alonso Alarcon Escartí primer vástago del matrimonio oficiado por Amparo Sambonet en el ayuntamiento de Alpuente en Septiembre de 2011. Pues bien Alonso Alarcón, padre trabaja en Google, Mountain View, así que una visita la sede era obligada y ahi nos fuimos he aquí la breve crónica de ese día:

Hoy es el Googleday

Google Mountain View es el núcleo duro de la empresa aquí es donde se gestan los proyectos más importantes y donde se cocina el futuro de la empresa. Aquí es donde el CEO, el “boss”, el jefe, se dirige a los trabajadores cada viernes del año. Trabajar aquí es para la mayoría de los que lo hacen un orgullo. Pertenecer a una empresa como Google es sin duda para la mayoría de los que forman parte de la misma un auténtico sello de identidad, como un sello o marca que imprime carácter y para quienes no pertenecemos a ese mundo un motivo de admiración y sorpresa. ¿Quien no ha buscado en google y se han maravillado de la capacidad de encontrar artículos o páginas relacionadas con nuestra búsqueda? Internet sin google sería mucho más complicado y sin duda aburrido y tedioso. Google nos facilita la vida hasta en cosas tan prosaicas como que este articulo que estoy escribiendo en Mountain View, California lo podré consultar en Alpuente, ESpaña modificar y editar sin necesidad de llevarlo en mi ordenador ni siquiera en uno de esos modernos pendrive.  Todo esto y mucho más es gracias al esfuerzo de toda esta gente que se cruza en nuestro camino esta hemosa mañana de primavera en California. ¿Pero cómo nació Google? Para ahorraros la tarea de consultar la wikipedia os haré un pequeño resumen.

Larry Page y Sergey Brin eran dos estudiantes de doctorado en la prestigiosa Universidad de Stanford de 24 y 23 años respectivamente. Corría el año 1995. Por aquel entoncess ambos trabajaban en un proyecto denominado “ Digital Library Project” El problema de la información es que la información sólo es útil si el acceso a la misma es rápido y eficaz. Disponer de información no accesible es como no disponer de información o si para acceder a dicha información debemos emplear mucho tiempo entonces es poco probable que lleguemos a la misma pues ocurre lo mismo que con un camino escarpado o difícil que solo es útil para unos pocos. Page y Brin comienzan a desarrollarr por el año 1996 un “motor” de búsqueda eficaz y rápido. Un año más tarde ya tenían casi desarrollado su producto que funcionaba espléndidamente bien así que deciden registrarlo con el nombre de Google. El nombre proviene de un juego de palabras llamado Googol para referirse al número 1 seguido de 100 ceros. El nombre hace referencia a la cantidad de información que la compañía hacía accesible en la Red. Page y Brin se encontraron en sus comienzos con las dificultades propias de cualquier proyecto en sus inicios que la mayoría de gente no ve su utilidad ni le augura un futuro comercial brillante. Es por ello que Yahoo rechazó la oferta de Page y Brin y prefirió ignorar su motor de búsqueda. No fue hasta el verano de 1998 cuando el cofundador de Sun Microsystems, Andy Bechtolsheim, les ofrece 100.000 dólares pero para recibir ese dinero Page y Brin debieron fundar una compañía y buscar un local para establecer la sede de la misma. El 7 de diciembre de 1998, en Menlo Park, nacía oficialmente Google.

De 1998 hasta 2013 han pasado tan solo 15 años y el valor en actual de Google ronda los 256 mil millones de dólares. Page y Brin  en la actualidad con apenas cuarenta años se encuentran entre las primeras fortunas del mundo.

Hoy estamos viendo todo lo que ellos probablemente jamás llegaron a imaginar cuando desarrollaban su motor de búsqueda, apenas recién salidos de la adolescencia. En poco más de dos horas hemos visitado una minúscula parte de los edificios que dispone la compañía, La sede recibe el nombre de Googleplex

Alonso nos facilita los credenciales para que podamos circular por las instalaciones sin problemas y nos colocamos la mar de orgullosos nuestras pegatinas, Edu, La Chola, María. Dr Escartí Carbonell, De aquí nos dirigimos a uno de los comedores cuyo nombre es Charlies Cafe. Hay varios mostradores con diferentes tipos de comidas, hindú, asiatica, japonesa, mejicana, americana, todos ellos con una presentación exquisita cuidando hasta el más mínimo detalle. Tanto los empleados como los visitantes tienen la comida gratis. Lo único que hay que hacer es ser cuidadosos con el entorno, no echar papeles, tomar la comida necesaria y nada más. Por supuesto no se sirve alcohol ni bebidas que lo contengan. Nos sentamos en una mesa en el exterior y disfrutamos de la comida del entorno y de la compañía. Después nos dirigimos a uno de los edificios donde comienza oficialmente la visita. Alonso como un perfecto Cicerone nos va explicando cada una de las salas, sus peculiaridades, vemos las zonas de esparcimiento, cafetería, sillón de masaje, sillón de aislamiento sensorial para hacer la siesta, una drop box donde se puede depositar el correo, otra donde se recoge, vemos las zonas de trabajo donde está prohibido entrar y por suspuesto hacer fotos. En Google todo está pensado para que el trabajador se concentre en su trabajo y hacerle la vida lo más fácil y cómoda posible. Hay peluquería, sección de lavandería e incluso  se puede llevar comida para consumirla en casa y no tener que hacer la cena.

Google Mountain View es casi como una ciudad. En el complejo trabajan cerca de diez mil personas de todas la nacionalidades. La edad de la mayoría de las personas con las que nos cruzamos no superan los cuarenta años. Visten de manera informal, no se ve ni una sola persona con chaqueta y corbata. Ni siquiera los encargados de seguridad ni el VAlet Parking llevan un uniforme típico de su rango. El de seguridad se le reconoce claramente pero viste unos pantalones pirata, zapatillas de deporte, un polo azul, la obligada porra de goma  y su tarjeta identificativa.

Dentro del edificio no se pueden tomar fotos pero no hay ningún problema en hacerlo en el exterior. Vemos una barbacoa gigante y Edu me hace varias  fotos junto a la misma. Después de nuestra visita a Google volvemos a casa descansamos un poco Maria alimenta a su hijo y sobre las cinco y media salimos en dirección a la Universidad de Stanford pero esa ya es otra historia.

A Larry Page también le gustan los dinosaurios

Sobre el Autor: Eduardo Escartí

Eduardo Escartí es médico desde 1975 y especialista en Gastroenterología desde 1984. Ejerció en varios Hospitales públicos hasta el año 2000. Desde entonces hasta su jubilación en 2019 ejerció en su clínica privada y la actividad hospitalaria en el Hospital Quirón de Valencia. Autor de dos libros para pacientes de enfermedad inflamatoria y Sindrome de Intestino irritable. Su primer contacto con Alpuente surge en 1993 de manera casual y desde entonces no dejó de maravillarse de la belleza del lugar y de la bonhomía de los alpontinos. Ejerció como presidente de la asociación desde 2010 hasta 2013.

Escribe un comentario

*

Categorías

Suscríbete a nuestra web

Introduce tu correo y recibirás nuestras noticias al instante de ser publicadas.

El Tiempo

temperatura Alpuente